Beneficios del porteo

Nayeli Rivera · 25 agosto, 2016

¿Sabías que para un buen porteo no hay que cargar más del 30% del peso de una persona?

Seguramente en los últimos años has escuchado con más frecuencia el término porteo, que en realidad es una práctica ancestral  que se ha ido perfeccionando y que consiste en tener al bebé pegado al cuerpo de su mamá para simular el confort que vivía en el vientre.

De hecho, el Dr. Harvey Karp, pediatra especialista en desarrollo infantil y autor del libro The Happiest Baby on the Block, se dio cuenta de que en muchas culturas que acostumbran cargar a los recién nacidos durante el primer año de vida, el llanto es prácticamente desconocido y comprobó que en todo el mundo la mayoría de los padres tratan de imitar el vaivén, los arrullos y los ruidos del útero materno.

Para un buen porteo no hay que cargar más del 30% del peso de una persona, es decir: si pesas 60 kilos puedes cargar hasta 18. Además, cargar en la espalda reparte muy bien el peso con un bebé mayor, no es cansado y puedes llevarlo hasta que lo desees sin lastimarte.

Estos son los principales beneficios del porteo para tu bebé:

  1. Uno de los más marcados por los expertos es que refuerzas su autoestima, porque se siente más seguro y tranquilo porque está muy pegado a tu cuerpo.
  2. Mejora su calidad de sueño.
  3. Da bienestar físico, pues la flexión de sus piernas y la posición vertical promueven el desarrollo óptimo de la cadera y la columna.
  4. Su digestión se verá beneficiada ya que influye en que disminuya el reflujo y los cólicos; de hecho los gases salen de forma natural.
  5. Favorece al sistema respiratorio porque se sincroniza con tu respiración hasta que adquiere su propio patrón.
  6. Le da sincronía térmica contigo: si tu bebé se enfría o calienta, tu temperatura podrá variar hasta un grado para compensarlo.
  7. Brinda sensación de seguridad y tranquilidad.

Los beneficios del porteo que tienes tú como mamá son:

1. Hace más fácil la lactancia.

2. Ayuda a tu itinerario de actividades porque al estar cerca de ti, el niño se encuentra más tranquilo, duerme más, mejor y llora menos.

3. Te da autonomía y movilidad al tener que utilizar los brazos para cargar al bebé, por lo que puedes hacer otras cosas.

4. Mejora tu postura siempre y cuando utilices un portabebés ergonómico y bien colocado; por otro lado, tus músculos se van adaptando a su peso conforme crece.

El porteo no es una moda pasajera ni un furor por lucir rebozo: sentir tu calor y escuchar tu corazón lo hará crecer más sano y seguro.

 

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (17 votes, average: 4,88 out of 5)
Loading...