Circuncisión, ¿sí o no?

Mariana Colmenares · 7 octubre, 2014

Antes de tomar una decisión es importante conocer los beneficios y riesgos para tu bebé.

La circuncisión es una práctica milenaria que consiste en cortar una porción del prepucio del pene que cubre al glande dejándolo permanentemente al descubierto. La mayor parte de las veces se realiza por motivos culturales, religiosos y médicos.

Por ser un tema de debate debido a los pros y contras, la decisión debe ser tomada únicamente por la familia del niño. No es un procedimiento que se recomienda de rutina, pero es importante informar los beneficios y riesgos que lleva implícita para que tomen con libertad su decisión.

Sea cual sea la decisión final, todos deberían aprender sobre el cuidado del pene al momento de salir del hospital. Esté circuncidado o no, el área debe de lavarse con agua y jabón ya que no existen pruebas fehacientes de que la circuncisión sea la única forma de mantener higiene en el pene.

La revisión reciente de la Academia Americana de Pediatría del 2012 afirma que los beneficios de realizarla sobrepasan los riesgos, aunque recalcan la importancia de dejar la decisión a la familia.

 

Puntos a considerar:

 

Evaluación actual: es un procedimiento cuyos beneficios son mayores que los riesgos y está justificado tener acceso si así lo deciden los padres

  1. Informar a los papás desde el momento de la concepción y el embarazo los pros y contras de realizarla,
  2. Ofrecer información basada en la evidencia para la libre toma de decisiones y que quede clara la naturaleza electiva del procedimiento
  3. Tomar en cuenta factores religiosos, culturales, y preferencias personales
  4. Realizar la circuncisión sólo si el bebé se encuentra en buenas condiciones generales
  5. Cuidar que en caso de ser realizada, lo hagan profesionales competentes y con una técnica estéril
  6. Pedir que se utilice una anestesia adecuada para minimizar el dolor
  7. Se debe hacer cuando el bebé es recién nacido. Posponer la cirugía para después del periodo pos natal es más caro y con más riesgos

Algunos de los beneficios que se han encontrado en los niños que son circuncidados son:

  1.  Menor incidencia de infecciones de vías urinarias
  2. Disminución en la transmisión del VIH
  3. Prevención de algunas enfermedades de transmisión sexual, sobre todo por el virus del papiloma humano, herpes virus, entre otros
  4. Aunque es muy raro, se disminuye el riesgo del cáncer de pene

Las complicaciones por el procedimiento son poco frecuentes, alrededor de 1 por cada 500 pacientes pueden presentarlas siendo las mas frecuentes sangrado e infección. Éstas suceden de manera inmediata o poco después de haberse realizado el procedimiento. Otra complicación menos frecuente, pero que sucede a mayor plazo, es el estrechamiento del meato urinario y adherencias.

Existen algunas contraindicaciones para realizar el procedimiento:

  1. Bebés prematuros
  2. Enfermedades de la coagulación
  3. Historia familiar de problemas de coagulación
  4. Alteraciones congénitas en el pene

 

Cuestiones importantes:

 

La fimosis es el estrechamiento del prepucio sobre el glande, en el recién nacido es algo completamente normal y no es necesario realizar ningún ejercicio de retraer el prepucio, normalmente éste se retrae alrededor de los 4 meses de vida. En algunos niños esto puede retrasarse sin que implique un problema, incluso hasta pasado el segundo año. En la literatura médica se encuentra que no es necesario realizar ningún procedimiento como tratar de abrirlo bruscamente o “despegar” las adherencias normales hasta incluso los 4 años de edad, ya que en su mayoría se dilatará por sí solo y puede lesionarse el pene provocando microlesiones que cicatricen cerrando mas el prepucio haciendo que no se retraiga por sí solo más adelante.

Las indicaciones médicas para realizar circuncisión son:

  1. Parafimosis: el prepucio se retrae hacia atrás del glande pero ya no regresa a su lugar, provoca sufrimiento de la cabeza del pene y es una urgencia médica
  2. Balanitis (inflamación de la mucosa del glande) y balanopostitis (inflamación que también afecta al prepucio)
  3. Fimosis: no se recomienda la cirugía hasta después de los 3 o 4 años ya que habitualmente por si solo se retrae

 

Hechos 

 

  • La circuncisión no afecta la función sexual del pene, sensibilidad o satisfacción sexual
  • Debe estar realizada por personal capacitado con técnica estéril y manejo adecuado del dolor
  • Es un procedimiento de elección

 

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (14 votes, average: 4,07 out of 5)
Loading...