No te tortures si aún no se acostumbra a su hermano

Redacción bbmundo · 14 julio, 2015

Es normal que se sienta desplazado ahora que ha llegado un nuevo integrante a casa.

bebé y hermano

Cuando te volviste a embarazar probablemente pensaste que tu hijo de dos años estaría feliz de tener un hermano con quien jugar y compartir su tiempo, pero no en la rivalidad que podría surgir en casa.

Como mamá quisieras que tus críos fueran los mejores amigos y te atormentas porque el mayor no quiere jugar o se muestra indiferente al bebé. De hecho, sientes que no hay forma de poder acercarlos y esto te hace sentir muy mal.

La llegada de un nuevo miembro produce cambios en las rutinas de tu hijo. Antes tenía toda la atención y ahora siente que la perdió; no es que no quiera compartirla es sólo que no sabe cómo, ¡nunca antes tuvo que hacerlo! Además, con todos concentrados en el recién nacido es fácil que se sienta ignorado o le surjan celos.

Algunas cosas que puedes hacer para ayudarle a soportar esta transición son:

No cambies sus rutinas, ya sea en el hogar o en la guardería. Así no sentirá que el bebé le está quitando su lugar en la casa y el cariño de su familia:

  • Es primordial que continúe teniendo objetos que sean exclusivamente suyos
  • Platica con él sobre la nueva situación y explícale pacientemente que no lo dejarás de querer porque llegue un miembro más a la familia. A veces es tentador decirles a tus hijos que los quieres por igual, pero la realidad es que ellos no quieren oír eso; quieren saber que los quieres de forma especial
  • Encuentra espacios para compartir con él o hacer algo juntos como salir a pasear. Hazle ver que no ha sido sustituido y que el vínculo entre ustedes sigue intacto
  • No intentes que le gusten las mismas actividades que a su hermano, ya que cada uno tiene necesidades, deseos e intereses diferentes
  • Evita compararlos ya que esto daña su autoestima y comenzarán a competir entre ellos
  • No fuerces la relación, la mayoría de las veces sólo le falta un poco de tiempo para adaptarse

Si a pesar de seguir estos pasos tu hijo no quiere involucrarse con el bebé, no lo obligues. La manera en que muchos niños se adaptan a la nueva situación es “ignorando” durante un tiempo, permite que se acostumbre a ella.

Recuerda que es parte del aprendizaje que surjan algunos roces en casa. Sólo ten en cuenta que a pesar de que los celos son una reacción común, hay que poner atención si sus actitudes comienzan a ser violentas. Si la situación se sale de control, asesórate con un especialista.

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (3 votes, average: 4,33 out of 5)
Loading...