Decálogo de la fiebre en los niños

Mariana Colmenares · 27 septiembre, 2014

Aunque suele tratarse como enfermedad, es un síntoma de infección que debe ser atendido a tiempo.

La fiebre es un síntoma y no un diagnóstico o padecimiento médico. La causa más común en los niños es la infección de origen viral pero en algunos casos puede ser por bacterias. Infórmate adecuadamente para poder ayudar a tu hijo en caso de que su temperatura aumente.

  • El hipotálamo está en el centro del cerebro y es el termostato del cuerpo. Sabe a qué temperatura debe estar el organismo y envía mensajes al resto del cuerpo para mantener el equilibrio
  • La temperatura corporal de la mayoría de seres humanos está alrededor de los 37° C (98.6° Fahrenheit) y oscila levemente a lo largo del día: un poco más baja por la mañana y más alta al anochecer
  • En los niños permanece constante hasta que los gérmenes entran en escena

10 medidas indispensables

  1.  La fiebre no es una enfermedad sino un mecanismo de defensa del organismo contra las infecciones causadas por virus o bacterias
  2. Por sí misma no causa daño cerebral, ceguera, sordera ni la muerte
  3. Algunos menores predispuestos (4%) pueden tener convulsiones por fiebre que el tratamiento no evita. Nunca deben darse medicamentos para bajar la fiebre con este propósito
  4. Hay que tratar a los niños febriles sólo cuando la fiebre se acompañe de malestar general o dolor. El ibuprofeno y el paracetamol tienen la misma eficacia para tratar el dolor y su dosificación debe realizarse en función del peso del niño (no de la edad). La combinación de ibuprofeno y paracetamol no es aconsejable
  5. Evita el uso de paños húmedos, friegas de alcohol, las duchas y los baños como tratamiento
  6. No lo abrigues demasiado ni lo desnudes
  7. Debe estar bien hidratado; ofrécele frecuentemente líquidos y procura que éstos tengan hidratos de carbono (zumos de frutas, batidos, papillas)
  8. No es aconsejable el uso de paracetamol o ibuprofeno tras la vacunación para prevenir las reacciones febriles o locales
  9. Ni la cantidad de fiebre ni el descenso de ésta tras administrar ibuprofeno o paracetamol sirven para orientar sobre la gravedad de la infección
  10. Vigila los signos de empeoramiento clínico y consulta al médico de manera urgente si tu hijo presenta:
    -Manchas en la piel de color rojo oscuro o morado que no desaparecen al estirar la piel que la rodea
    -Decaimiento, irritabilidad o llanto excesivo y difícil de calmar
    -Cuello rígido
    Convulsión o pérdida de conocimiento
    -Dificultad para respirar (marca las costillas y hunde el esternón, respira agitadamente con silbidos)
    Vómitos y/o diarrea persistentes o muy abundantes que causan deshidratación (lengua seca, ausencia de saliva y ojos hundidos)
    -Orina escasa o inexistente

Siempre requiere consulta urgente la fiebre en un bebé menor de 3 meses de edad.

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (32 votes, average: 4,00 out of 5)
Loading...