Síndrome de distensión pulmonar, ¿qué es?

Redacción bbmundo · 24 septiembre, 2014

Puede causar la muerte del bebé si no se atiende a tiempo. ¡Infórmate!

Se trata de una enfermedad que afecta principalmente a niños prematuros, dificultándoles la respiración.

Esto se debe a que nacen sin una combinación química llamada surfactante. Este químico reduce la tensión de la superficie en los sacos de los pulmones evitando que se colapsen, lo cual permite que se inflen con mayor facilidad. Junto con este síndrome se presenta también la atelectasia que es una expansión imperfecta de los pulmones lo cual interfiere con el intercambio de oxígeno y dióxido de carbono dentro de éstos. Por lo general, los síntomas aparecen poco después del nacimiento y conforme transcurre el tiempo, se agravan.

Los factores de riesgo son: nacimiento antes de término, diabetes mellitus en la mamá y estrés durante el parto, lo cual provoca acidosis en el bebé al momento de nacer.

Los síntomas más comunes son:

  • Taquipnea (aumento de la frecuencia respiratoria)
  • Falta de aliento
  • Enrojecimiento nasal
  • Episodios de apnea
  • Cianosis (coloración azul o lívida de la piel y mucosas)

Aunque presentes estos síntomas, es importante que te hagas ciertos estudios como:

  • Análisis de sangre que muestre la acidosis
  • Rayos X torácicos
  • Estudios de la función pulmonar

El tratamiento que se da a este síndrome es resucitación pronta que realiza un equipo pediátrico de resucitación. Al principio se aplican grandes concentraciones de oxígeno y humedad. Y si es muy grave se le coloca al bebé un ventilador para que proporcione tanto el oxígeno como la presión que mantiene a los pulmones inflados. Algunas veces el surfactante artificial se introduce en la traque del bebé inmediatamente después del parto.

Es una enfermedad que incluso puede causar la muerte del bebé si no se atiende a tiempo o de lo contrario presentará diversas complicaciones como:

  • Neumotórax
  • Neumomediastino
  • Neumopericardio
  • Displasia broncopulmonar
  • Hemorragia cerebral
  • Hemorragia pulmonar
  • Eventos trombóticos asociados con el cateter arterial umbilical
  • Fibroplasia y ceguera retrolental
  • Desarrollo mental con retraso asociado con daño cerebral o hemorragia

Esta enfermedad se puede prevenir desde la primera visita al ginecólogo, una vez que ya sabes que estás embarazada, lo que ayuda a reducir el riesgo de que el niño sea prematuro. Si la mamá inicia la labor de parto antes de tiempo se intenta atrasar el parto lo más que se pueda. Si no se puede atrasar se administran corticosteroides a la madre dos o tres días antes del parto para ayudar a que el tejido fetal de los pulmones madure.

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...