Buenos hábitos desde pequeños

Redacción bbmundo · 24 febrero, 2015

¡Ayúdale a crear rutinas desde pequeño! Que tu hijo sea responsable y organizado lo antes posible.

Motivarlo a que desarrolle buenos hábitos desde edad temprana es una de las tareas más importantes de los papás. Las destrezas que aprenda lo ayudarán a que poco a poco gane independencia.

Aunque en los primeros años de escuela no hay tareas como tal, es aconsejable que le ayudes a formar rutinas asociadas con el manejo del tiempo, planeación, organización, reglas, consecuencias y privilegios. Si es muy pequeño, combina estas tareas con actividades de dibujo, lectura de cuentos y juegos para que logre asociar el juego con el aprendizaje.

Los hábitos y las tareas tienen grandes beneficios para tu hijo: fomentan su gusto por los retos y le ayudan a ir creando un sentido de responsabilidad y gusto por los retos. En cuestiones académicas hacen que repasen los conocimientos adquiridos en clase para reforzarlos y lograr una mejor comprensión. Esto ayuda a identificar qué temas le cuestan más trabajo.

¿Qué hacer?

1. Actividades diarias para crear rutinas

Aunque tu hijo no vaya aún a la escuela o apenas inicie el kínder y no tenga tareas específicas, es importante fomentar el hábito de seguir rutinas desde que comienza el día, por ejemplo:

a) Suena la alarma y nos despertamos
b) Poner ropa en el cesto, desayunar y que cada integrante tenga asignada una labor (poner platos, servir, etc.)
c) Lavarse los dientes

2. Horarios y planeación

Tener una rutina que incluya actividades sencillas y divertidas para cada día sienta la base para el orden. Determina un horario específico y ayúdate de un calendario para establecer una hora específica para cada actividad y anota cada vez que la cumplan. ¡Sé lo más constante posible!

Si tienen una tarea importante pendiente, procura que el horario que elijas para hacerla no sea después de una hora de juego.

3. Privilegios y consecuencias (reglas-contrato)

Establezcan un contrato, en papel (escrito o con dibujos) con las reglas que se deben seguir para hacer cada tarea; los privilegios si éstas se cumplen y las consecuencias de no hacerlo.

Reconoce a tu hijo por sus esfuerzos diarios y no sólo para los resultados de los exámenes, déjale ver que valoras su esfuerzo.

4. Motívalo: La tarea es de él, no tuya

Si los papás están muy cerca o les hacen la tarea, el mensaje que le estás enviando es:

  • “A quien le importa la tarea es a mis padres no a mí y ellos son los responsables”
  • “No necesito esforzarme”
  • “No importa si no entiendo, lo que vale es hacerla y que mis papás estén contentos”

Es importante ayudarlo a establecer objetivos y promover que los cumpla con responsabilidad. Esto generará confianza en sí mismo y lo motivará a cumplir otros logros.

5. El maestro es un aliado, no un enemigo ni otro papá

Acércate a su maestro para preguntarle qué espera de la tarea, por ejemplo, cuánto tiempo considera que debe dedicar a hacerla, los resultados que espera y sus sugerencias sobre esta responsabilidad.

Recuerda que la tarea debe tomarse como un acuerdo entre los maestros y tu hijo, por eso es importante que él entienda sus consecuencias y responsabilidades.

6. Empezar y terminar con éxito

  • Planeación: Crea una lista de pasos a seguir sobre la tarea que al inicio revisen y realicen juntos para que, posteriormente, lo haga por sí mismo. Con esta lista podrá evaluar su propio desempeño sin que necesites aprobarlo
  • Lugar: Debe ser cómodo y contar con todo lo que necesita, dependiendo de la tarea que vaya a realizar
  • Material: Es necesario que tenga un estuche en casa con todos los útiles escolares

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (3 votes, average: 4,33 out of 5)
Loading...