¿Cubrirse al amamantar?

Mi vida de Madre · 24 mayo, 2016

Dar pecho en público no debería considerarse como algo malo. Es natural.

Hace un año estaba con mi esposo en la playa. Mientras escuchábamos a Bob Marley y tomábamos el sol pasó una niña corriendo. Mi instinto y fascinación por los niños hizo que levantara la vista sobre el libro que estaba leyendo. La niña estaba desnuda y corría de un lado a otro, calculo que tenía un año y medio. La seguí con la mirada porque estaba maravillada, quizá alguien hubiese estado escandalizado por ver una niña correr desnuda en la playa.

ASÍ ES COMO VEN LA DESNUDEZ LOS NIÑOS

Después de jugar en la arena y de brincar en el agua se acercó a la mamá, una mujer igual de bonita con un cuerpo envidiable. La niña se le acercó a decir algo y sin ningún problema su madre se bajó la parte de arriba del bikini y sacó su pecho, gire la mirada para no incomodar. Me pareció una escena fascinante, ambas eran tan dueñas de su cuerpo, tan libres de prejuicios, no le temían a las miradas de la gente, ambas seguras de sí mismas.

CASTIGOS PARA PERSONAS QUE JUZGUEN A QUIEN AMAMANTE EN PÚBLICO

No me molestó que una mujer mostrara el pecho, tampoco que su hija descubriera la otra parte del bikini y mucho menos me molestó que lo hicieran a lado de mí y mi esposo, él por supuesto, en cuanto se percató de lo que ocurría giro la cara de una forma natural y respetuosa.

Me queda claro que quien amamanta con esa seguridad sabe qué hace lo correcto y no le importa lo que tú y yo pensemos. Me parece increíble que entre mujeres auto censuremos nuestros cuerpos, nos escandaliza ver unos pezones que no son los nuestros, nos horroriza el simple, sencillo y amoroso acto de ALIMENTAR.

LOS BENEFICIOS DE LA LECHE MATERNA PARA UN BEBÉ

Los comentarios y críticas más fuertes que he leído acerca del tema han sido de mujeres. Algunas argumentan que es cuestión de “respeto” pero no lo aplican al emitir juicios de valor contra la madre que amamanta. He leído también comentarios que hacen referencia a cuestiones machistas como “quieren que las respeten pero enseñan su cuerpo”. Lo anterior no tiene nada que ver con la violencia de género que sufrimos. Merecemos respeto independientemente de mostrar nuestro cuerpo o no. Podemos usar una falda a los tobillos y estar expuestas al acoso, no confundamos.

Nuestra cabeza se ha llenado de prejuicios, hacemos comparaciones absurdas con tal de señalar a quien no se cubre “defecar, orinar y tener sexo son actos también naturales”, son tres cosas que no deben estar en la misma oración que alimentar, lactar y amar.

LACTANCIA SIN PENA, ¿CÓMO TE HAS SENTIDO TÚ?

Ninguna mujer que amamanta sin cubrirse quiere exhibirse, tampoco nos quieren robar a nuestros maridos y muchos menos lo hacen por deporte. He visto una cantidad impresionante de campañas a favor de la lactancia, que aún me causa algo de curiosidad que se siga viendo mal.

Algunas son algo pudorosas del tema, cada una tendrá sus propias razones para cubrirse. Si  tú has ganado la batalla a tu hijo y en pleno verano sigue aceptando la mantita, te felicito e igual respeto tu decisión. 

¿Debería uno taparse para alimentar a su hijo? Mi respuesta es clara; haz lo que te venga en gana. Si te sientes bien sin cubrirte maravilloso, que la gente voltee hacia otro lado.  Si por el contrario tienes la necesidad de hacerlo, también está bien pero respeta al otro grupo; no señales, no ataques, no hagas juicios: ellas y tú hacen lo mismo, amar y alimentar.

No todas pensamos igual pero el respeto a las diferencias es la clave. Así es que; tapada o sin taparte, da la teta y no mires al otro lado.

mi-vida-de-madre

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (28 votes, average: 4,57 out of 5)
Loading...