Parto prematuro: cuando el bebé nace antes de tiempo

Redacción bbmundo · 30 septiembre, 2014

Averigua que puedes hacer para evitar un parto prematuro.

Se considera que el bebé es prematuro cuando nace antes de las 37 semanas de gestación. Este es un problema de cierta gravedad, ya que si no es atendido adecuadamente puede desarrollar enfermedades que le dejen secuelas y, en casos extremos, producir la muerte del recién nacido.

El incremento de los cuidados de los bebés después del nacimiento ha logrado reducir la mortalidad en los niños prematuros. Actualmente los niños nacidos después de las 28 semanas (6 meses) de embarazo tienen un 50% de probabilidades de sobrevivir.

Si el feto nace antes de las 37 semanas (8 meses y medio) de embarazo, puede presentar problemas para respirar (síndrome de membrana hialina), en los intestinos (enterocolitis necrozante), en el cerebro (hemorragia intra ventricular) y en el corazón (cardiopatía hipoxica). Los sobrevivientes pueden presentar problemas en el desarrollo y requieren de un control posterior a su nacimiento.

Las principales causas de los partos prematuros son infecciones en la orina y en la vagina, específicamente una infección llamada vaginosis bacteriana. Otras causas son anormalidades en la placenta, malformaciones en el feto, distensión exagerada de la matriz, anormalidades anatómicas de la matriz (matriz doble o matriz con un tabique).

Los síntomas son el inicio de las contracciones uterinas antes de las 37 semanas de embarazo. Esto parece fácil pero no lo es. Identificar una contracción uterina cuando nunca se han sentido puede ser difícil. Una forma de explicarlo sería la presencia de dolor en la espalda, acompañada de cólico en el estomago y al mismo tiempo sentir dura la matriz. Sin embargo, durante el embarazo se puede contraer la matriz y esto es normal; se considera anormal cuando se presentan cuatro o más contracciones en una hora.

Al realizar la exploración, el doctor palpa la matriz y cuenta cuantas contracciones tiene la mujer en 10 minutos. Luego busca datos de infección en la orina y realiza una exploración vaginal (Tacto) con la finalidad de conocer el estado en que se encuentra el cuello de la matriz.

Además el médico solicitará exámenes de laboratorio, como un examen general de orina, un cultivo de orina y un ultrasonido. Si se demuestra la presencia de infección, se receta un antibiótico. Si en la exploración se ve que el cuello uterino está cerrado, la mamá deberá guardar reposo y tomar muchos líquidos, las probabilidades de éxito son altas. Si el cuello de la matriz está abierto, se intentará detener el parto con medicamentos llamados toco líticos y se dan también medicamentos para acelerar la maduración de los pulmones del feto. En este caso, seguramente el tratamiento se realizará en el hospital.

El mejor tratamiento para evitar el parto prematuro son las medidas preventivas, esto se logra acudiendo regularmente a consultas durante el embarazo y teniendo una comunicación muy estrecha con tu médico.

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (31 votes, average: 4,13 out of 5)
Loading...