Causas de una cesárea de urgencia

Redacción bbmundo · 23 septiembre, 2014

Conoce las situaciones que impiden un parto natural.

La cesárea es un procedimiento quirúrgico mediante el cual se extraen al bebé y la placenta del útero materno, a través de una incisión en la pared abdominal.

Aunque la forma natural de nacer es mediante el parto vaginal, hay ocasiones en las que una cesárea debe programarse:

Existen otro tipo de condiciones que pueden ameritar una cesárea de urgencia, situaciones en donde el bienestar tanto de la madre como del bebé están en riesgo y es indispensable tomar una decisión para preservar el bienestar y la vida de ambos, así como para evitar consecuencias que limiten la calidad de vida de cualquiera de los dos.

Este tipo de circunstancias necesitarán una precisa y oportuna detección y acción por parte del médico, para evitar cualquier tipo de pérdida. Siempre se debe tomar en cuenta que este tipo de complicaciones pueden presentarse aun en etapas lejanas a la madurez del bebé o al término del embarazo.

Estas son algunas causas que llevan a una cesárea de urgencia :

  • Desprendimiento de placenta. Sucede cuando la placenta se separa de su sitio de inserción normal, ya sea parcial o totalmente. Generalmente ocurre después de la semana 20 de gestación y hasta poco antes del nacimiento del bebé, aunque también puede suceder durante el trabajo de parto.

En orden de frecuencia, el desprendimiento prematuro de placenta es la segunda causa de hemorragia durante la segunda mitad del embarazo y afecta alrededor del 3 al 5 % de las embarazadas.

Aunque no se conocen las causas exactas de este padecimiento, existen factores que pueden predisponer este problema, como:

  • Síndrome hipertensivo del embarazo (hipertensión arterial crónica, preeclampsia)
  • Polisistolia (contracciones uterinas con frecuencia  e intensidad mayor a lo normal) que puede ser espontánea o causada por el uso de medicamentos para inducir el trabajo de parto
  • Cordón umbilical corto
  • Diabetes mellitus
  • Consumo de tabaco o drogas
  • Polihidramnios
  • Embarazos múltiples
  • Placenta previa. Ocurre cuando la placenta se implanta sobre el orificio del cérvix o muy cercano a él, lo que favorece el desprendimiento entre la superficie placentaria y la del útero, ocasionando ruptura de vasos sanguíneos y sangrado. En ocasiones el sangrado es tan intenso que es necesario interrumpir el embarazo, independientemente de la semana de gestación
  • Sufrimiento fetal agudo. Sucede cuando la circulación y/o la oxigenación no llega adecuadamente al bebé y puede complicarse cuando el trabajo de parto es prolongado o las contracciones uterinas son más frecuentes e intensas que lo normal
  • Prolapso de cordón umbilical. Se presenta cuando el cordón umbilical se sale del cuello uterino y se comprime parcial o totalmente por la cabeza o pelvis fetal, ocasionando disminución de la circulación y oxigenación del bebé y sufrimiento fetal

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (2 votes, average: 3,00 out of 5)
Loading...