Para pasarla mejor en el posparto

Norma Luz Bravo · 1 octubre, 2015

Entuertos, gases, episiotomías y otros monstruos aparecen a la llegada de tu crío.

Estas criaturas del averno se aparecen cuando más necesitas estar sana y tranquila para disfrutar a tu nuevo bebé. El secreto para ganarles está en que los conozcas (con lupa) antes de que lleguen.

Puerperio (cuarentena, pues)

Esta es la etapa en la que –por segunda vez en poco tiempo– tu cuerpo se transformará para regresar a la normalidad interna y externa. Dicho de otro modo: es la segunda bomba hormonal a la que sobrevivirás. Oh, oh. La diferencia respecto al embarazo es que ahora tienes que ver por alguien más y recuperarte a la par de su crecimiento.

¿Pezones invisibles? ¡Nooo!

Aunque los pezones planos o invertidos no son una condición muy común, si los tuyos están retraídos hacia dentro, no te preocupes: desde el último trimestre del embarazo puedes formarlos con masajes o usar pezoneras de silicón para que nada impida la lactancia. Confía en tu capacidad para amamantarlo.

Aplícate: masajea tus pechos desde la axila hasta la areola para estimular la erupción y presiónalos un poco. También ayuda usar un extractor y ponerte un poco de agua fría para que protuyan (se erecten). Ojo: si a pesar de esto los tuyos siguen invertidos, coméntalo con tu médico antes del parto.

Entuertos (1-5 días)

Sus víctimas los describen como cólicos menstruales a la máxima potencia o calambres abdominales que van a dar al vientre bajo tras el nacimiento o durante los primeras 72 horas. ¿La razón? Los órganos internos se van reacomodando al lugar que tu bebé ocupó durante meses. Disminúyelos amamantando, acostándote boca abajo con una almohada en el abdomen, orinando frecuentemente y dándote masajes leves.

Loquios (7-15 días)

Son todos los fluidos, coágulos y tejidos de los que te estás deshaciendo. Al inicio se aparecerán en la ropa interior y el baño como manchas rojas intensas que son normales pero se irán aclarando conforme pasen los días. Única sugerencia: usa panti protectores o toallas femeninas para evitar accidentes. Si notas que su color o frecuencia no ceden, llama a tu doctor.

Molestias por la episiotomía (3-5 días)

Es la incisión en el perineo (zona entre la vagina y el ano) que facilita el paso del bebé. Aunque se ha comprobado que en la mayoría de los casos es innecesaria, podrías vivirla al momento del alumbramiento.

De ser así, pide a las enfermeras que te coloquen compresas con hielo para disminuir la inflamación y en los días siguientes olvídate de los esfuerzos al cargar cosas pesadas. Los baños de asiento también sirven.

Estreñimiento (1-4 días)

No hace falta explicar a este fatídico visitante que es molesto para cualquiera y más si se trata de recibir visitas para conocer al bebé. Es normal que los primeros días no puedas ir al baño como antes porque el intestino tarda en retomar su ritmo habitual.

Minimízalos: las últimas dos semanas del embarazo toma más agua y apuesta por cinco comidas pequeñas en vez de tres en las que siempre incluyas frutas y verduras. Di “no” a las bebidas con gas, los condimentos y el picante.

Insomnio

Algunas de nuestras lectoras nos han contado que cuando se estrenaron como mamás, el sueño se les volvió “ligero” pero otras, en cambio, sufrieron la maldición de tener los horarios desfasados porque el crío no sabe que las noches son para dormir. Sea como sea, aprovecha sus siestas para reposar también, crea una rutina que le haga entender cuando es hora de reparar el cuerpo y túrnate con tu pareja para cuidarlo por las noches.

Sube y baja emocional

Ya sabes que cada experiencia es diferente pero el coctel hormonal tiene efectos casi universales, entre los que encontrarás (y deberás estar preparada para dominar):

Ya sabes, ahora que los tienes en la mira, cuando llegue el momento combátelos con descanso, buena alimentación, asesoría de tu ginecólogo y la ayuda de tu familia. Pero en serio déjate ayudar y no quieras resolver sola todos los retos de esta nueva etapa.

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (1 votes, average: 4,00 out of 5)
Loading...