Olvídate del insomnio en el embarazo

Redacción bbmundo · 14 octubre, 2015

Sin importar el trimestre en el que estés, toma nota de estos tips

El embarazo está lleno de cambios físicos que influyen en cada aspecto de tu vida y no es de extrañar que también afecten la forma en que duermes y descansas. De acuerdo a un estudio realizado en Estados Unidos por el National Sleep Foundation, durante esta etapa, casi 80% de las mujeres tienen trastornos relacionados con el sueño.

En el primer trimestre, los cambios hormonales hacen que tiendas a sentirte fatigada; a este periodo los expertos llaman “el fenómeno progesterona”. Y es que esta hormona es un sedante natural que hace que una mujer esté tan cansada que tenga la sensación de no poder mantener los ojos abiertos a lo largo del día. Por tanto, es inevitable que su cuerpo le exija dormir más de la cuenta en los momentos menos apropiados como a mitad del día o después de la comida. Es así como decide tomar siestas de larga duración provocando alteraciones en sus patrones habituales de sueño, dificultando dormir por la noche. Cuando inicia la segunda mitad del embarazo las cosas parecen mejorar hasta que llega el tercer trimestre, donde se vuelve a cansar con facilidad y por lo tanto a dormir mal. Esto se debe principalmente a la incapacidad de encontrar una posición cómoda para dormir, pues el tamaño del vientre impide acomodarse.

Entonces, ¿qué se puede hacer? Sin importar en qué trimestre estés y cuál sea la causa de tu falta de sueño, practica las siguientes recomendaciones y verás que podrás dormir perfectamente al anochecer:

  • Procura tomar siestas antes de cuatro a seis horas de la hora de dormir, y asegúrate de que duren entre 15 a 45 minutos máximo para que no afecten tu sueño nocturno
  • Acostúmbrate a mantener un horario para irte a la cama y para levantarte
  • Haz ejercicio regularmente, de leve a moderado, y de preferencia por las mañanas. Nunca lo hagas antes de dormir
  • No tomes bebidas con cafeína de cuatro a seis horas antes de ir a la cama
  • Evita las cenas abundantes y prefiere snacks Justo antes de dormir, bebe un vaso de leche caliente
  • Toma un baño de agua tibia antes de acostarte
  • Prueba nuevas posturas hasta que encuentres la que mejor te acomode, nosotros te sugerimos hacerlo de lado y evitar acostarte boca arriba
  • Duerme apoyada en almohadas; puedes poner una entre tus piernas y varias que sostengan tu vientre. Checa las posiciones más cómodas en este tutorial. (Durante el tercer trimestre)
  • Si no tienes sueño, no te acuestes ni te obsesiones por conciliarlo, intenta hacer otras cosas como ver la tele o leer, pero hazlas en una habitación diferente

Es muy delicado que consumas medicamentos para poder dormir, pues usualmente no se recomiendan para las mujeres embarazadas. Si tienes más dudas, te sugerimos consultar a tu médico.

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (0 votos)
Loading...