¿Qué es la diabetes gestacional?

Redacción bbmundo · 24 enero, 2017

Te decimos cómo detectar la diabetes gestacional y qué puede ocasionarla.

Al igual que la preeclampsia, la diabetes gestacional se trata de un padecimiento que se caracteriza por desatarse durante el embarazo.

Durante el embarazo, la placenta produce hormonas que bloquean el efecto de la insulina. Si el páncreas de una mujer embarazada no puede producir la cantidad de insulina suficiente para contrarrestar este efecto, desarrollará hiperglucemia (niveles elevados de azúcar) y se le diagnosticará diabetes gestacional.

¿Cómo detectar la diabetes gestacional?

La prueba para poder diagnosticar la diabetes gestacional es el test de los 50 gr -también llamado examen oral de tolerancia a la glucosa-, la cual consiste en la administración de esta cantidad de glucosa en cualquier momento del día y sin necesidad de mantenerse en ayunas. Una hora más tarde de la toma es necesario determinar los niveles de azúcar de la paciente a partir de una muestra de sangre.

Se considera normal una cifra inferior a 140 mg/dl (miligramos por decilitro). Sin embargo, a las gestantes que alcancen esta cifra, se les deberán practicar otra sobrecarga oral de glucosa para confirmar el diagnóstico.

Por lo general, esta prueba se practica entre las semanas 24 y 28 de gestación, ya que a partir de este momento de la gestación comienza a ser notable la resistencia a la insulina y los aumentos de azúcar en la sangre. Es decir, un resultado normal antes de este de la semana 24 de gestación no excluye un diagnóstico posterior de diabetes gestacional.

En el caso de tratarse de un embarazo en situación de riesgo, la prueba deberá realizarse alrededor de la semana 20 o, de preferencia, desde la primera consulta prenatal.

Factores de riesgo 

  • Edad materna por encima de los 30 años de edad
  • Previo nacimiento de un bebé grande
  • Previa muerte fetal sin explicación
  • Embarazo anterior con diabetes gestacional
  • Importantes antecedentes familiares de diabetes
  • Obesidad

Este padecimiento no se asocia con un riesgo mayor de aborto o anomalía congénita, debido a que la intolerancia a la insulina sucede cuando el embarazo ya está avanzado. Sin embargo, es frecuente que surjan complicaciones posteriores en el embarazo, porque el páncreas fetal produce más insulina para soportar los altos niveles de azúcar de la madre que atraviesan la placenta, lo que puede causar presentaciones anómalas, macrosomia (bebé grueso) y polihidramnios.

Si el bebé presenta altos niveles de azúcar, al nacer puede presentar problemas temporales de regulación de glucosa. Sin embargo, si los niveles de azúcar de ambos se controlan durante todo el embarazo, el riesgo de estas complicaciones decae significativamente.

¿Cómo controlar la diabetes gestacional?

La mayoría de las mujeres diagnosticadas deben tomar medidas de alimentación, es decir, suspendiendo de la dieta aquellos alimentos ricos en carbohidratos como bebidas gaseosas, pasteles, chocolates y masas para galleta.

Alrededor del 10% de las pacientes necesita un tratamiento con insulina antes del final del embarazo.

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (7 votes, average: 3,86 out of 5)
Loading...