Cómo negar sin decir no

Redacción bbmundo · 15 mayo, 2015

Hablarle de forma positiva siempre tendrán una mejor reacción de su parte.

Por: Martha Sánchez Navarro

Hablar bien es un arte, pero no es lo mismo que comunicarse eficientemente, pues eso no es fácil. Los malentendidos siempre están a la orden de día. Muchas veces pensamos una cosa; decimos otra y hacemos algo completamente diferente, es decir, no somos congruentes.

Hemos sido programados para pensar mal, y por lo tanto, hablar mal y comunicarnos peor. Lo que se ve reflejado sobre todo en las negativas, en la atención que dedicamos al “no”.

La mente humana cambia frecuentemente el no por un sí, por ejemplo: No voltees, no digas, no hagas, etc. Todos sabemos que esto no funciona y que cuando se trata de educar a tu hijos, lo más probable es que harán exactamente lo contrario. Cuando le dices a tu hijo que no toque tal cosa, es justamente lo que hará.

Como mamá sometida a un itinerario rígido, sujetas al ritmo vertiginoso de la vida cotidiana, es complicado dar instrucciones correctamente, por lo que resulta más sencillo negar usando el no que pensar en positivo y pedir lo que quieres que hagan. Así que, cambia tu forma de pensar, deja de lado tu negatividad y sé más franca contigo y los tuyos, pues ese es el inicio de una disciplina sana y positiva.

  • Al dar órdenes
    Habla en positivo y pide al niño que coopere, o bien, qué es lo que quieres que haga.
  • No digas no
    Es una palabra de poder, se ve con los niños cuando empiezan a usarla alrededor de los dos años para marcar distancia, individualidad, gustos, etc. De la misma forma que el padre usa el no como una palabra de poder al decir “No puedes ir”, “no te doy”, “no llores”, etc. Y a su vez ellos lo usan para decir “No hago tal cosa”, “no quiero”, etc.
  • Cambia el no por un sí
    Por tu bien y el de tus hijos empieza a practicar el arte de transmutar y en lugar del no, piensa en el sí, dale opciones y sobre todo, déjalo elegir para hacerlo responsable.

Evita…

Mejor usa…

No grites

Es molesto escuchar tanto ruido

No juegues con la comida

Necesito que termines para podernos ir a…

No corras en los pasillos del super

Puedes caminar o subirte al carrito

No toques ahí

Ven, mejor vamos a dibujar

Es necesario mantener la calma y recordar que estás educando a otra persona y precisamente por su edad debes ayudarle a crear y mantener su autoestima, haciéndole saber que tu amor es incondicional.

Nadie es perfecto

Necesitas ser constante y positiva para lograr el éxito, por eso piensa bien y acertarás. Se vale caer y volverse a levantar. Recuerda que tú también eres parte de este proceso y que necesitas cambiar tus propios nos por sís:

Olvídate del…

Mejor piensa…

No soy una buena mamá

Soy la mejor madre para mi hijo

No lo hice bien

Siempre lo hago lo mejor que puedo

No lo quería lastimar

Es fácil para mí demostrarle mi amor

Al final… sólo rélajate

La respiración es una extraordinaria herramienta para mantener la paz, inhala a través de la nariz lo bueno, lo que sí quieres y exhala a través de la boca lo viejo, lo caduco, lo que ya no te sirve.

Claro que es un esfuerzo pero bien vale la pena para él y para ti. Recuerda que el mejor regalo que le puede dar es una mamá feliz y que así das un buen ejemplo para que él también lo sea.

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (12 votes, average: 3,92 out of 5)
Loading...