Mi hijo se sigue haciendo pipí en la cama

Redacción bbmundo · 8 noviembre, 2016

Si tu hijo tiene más de 5 años y se sigue haciendo pipí, puede tener enuresis.

¿Sabes qué es la enuresis? El Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos afirma que la enuresis, o incontinencia nocturna, es la orina involuntaria después de 5 o 6 años y que más de 5 millones de niños experimentan. El 15 % de los niños aún se orinan en la cama a los 5 años, pero menos del 5% lo hacen alrededor de los 8 a los 11 años.

Te interesa: Ayúdale a no mojar la cama

Según un estudio hecho en México sobre la adaptación de los niños con enuresis, ¡93% reciben regaños después de mojar la cama! Y entre los castigos más mencionados por ellos estuvieron: 20% de los papás los ridiculizaron acusándolos frente a sus amigos, 17% mencionaron que los hicieron lavar lo que orinaron y a 33% les quitaron su domingo.

Regañar a tu hijo cuando se hace pipí en la cama no es una solución. Hacerlo tiene efectos muy negativos en su recuperación, porque lo único que se obtiene es hacerlo más inseguro y que sufra de ansiedad infantil.

Para evitarlo: 

  1. Tienes que saber que los niños no se hacen en la cama por gusto o por berrinche, la enuresis se trata de un problema que debe ser tratado en familia. El 99% de los casos son superados.
  2. Entiende qué lo desencadena:
    –  Situaciones estresantes: La enuresis secundaria se asocia a experiencias estresantes para los niños, como el divorcio o la separación de los padres, fallecimiento de un familiar, nacimiento de un hermano, cambio de casa, traumas escolares, y hospitalizaciones, accidentes y operaciones.
    –  Problemas de conducta: No quiere decir que lo esté haciendo a propósito ni para llamar la atención; estos casos tienen mucho que ver con las emociones que el niño no sepa controlar, por eso tienden a aparecer los episodios de enuresis.Te interesa: Los niños también sienten estrés
  3. Conoce cómo lo afecta: Aunque es un problema muy común, se tiene muy poca información y los papás suelen asociarlo con que su hijo quiere llamar la atención o es flojo. Eso provoca regaños que afectan aún más la situación porque hace que su nivel de ansiedad y estrés sea más elevado.

Además, podría bajar su rendimiento escolar y la forma en la que interactúa con otros niños también podría verse afectada porque no se siente seguro de sí mismo. Lo mejor es que si es el caso de tu hijo, encuentres ayuda y apoyo de todos los miembros de su familia.

Si  tu hijo tiene enuresis y no sabes cómo ayudarle, contacta a alguno de nuestros psicólogos especialistas en el tema. 

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (3 votes, average: 4,00 out of 5)
Loading...