Preguntas difíciles de tu hijo: ¿Qué le contestas?

Nancy Steinberg · 6 abril, 2016

Después de los 2 años, tu hijo quiere una explicación para todo.

Desde que nace, tu bebé está tratando de averiguar cómo funciona el mundo; cuando mira detenidamente un objeto, cuando lo toca o lo trata de alcanzar, está aprendiendo. ¿Has notado cómo a veces tiene una expresión inquisitiva en la cara? Pues está cuestionando, de forma interna, lo que sucede. Alrededor de los 2 años y medio empieza a utilizar el lenguaje para plantear todas sus dudas, tomando las riendas de su propio aprendizaje. Mientras lo hace, los procesos que aplica al pensar se van moldeando y las preguntas se convierten en su herramienta más poderosa para conseguir información.

De ahí que tus respuestas adquieren tanta importancia, no solamente como fuentes de información, sino también como motivadores para que tu hijo siga preguntando; es muy probable que si no tiene las respuestas que busca o las que recibe son complicadas de entender, sus ganas de aprender terminen y, esto –aunque es muy triste– es una situación que muchos niños enfrentan. Ten presente que a cualquier edad, la curiosidad es la clave para el aprendizaje. Para prepararte –emocional y psicológicamente– checa estos puntos 2 básicos.

Sabes que te han hecho una pregunta difícil de responder, si:

  • Te quedas muda.
  • El niño tiene una expresión facial muy particular: la boca abierta, las cejas arqueadas y los ojos muy abiertos (incluso deja de parpadear).
  • Muy en tu interior, quieres salir corriendo.

¿Qué puedes hacer?

  • No le des respuestas triviales para salir del paso (o aniquilarías su curiosidad).
  • Se vale decir “no sé” si en realidad no tienes idea de alguna respuesta. Pero vale más esforzarte en buscarla; invítalo a investigar y aprender juntos.
  • Utiliza un lenguaje de acuerdo a su edad: palabras y expresiones que él ya entienda.

¿Has estado en esta situación? Te damos una guía básica de supervivencia con algunas preguntas que te pueden dejar con cara de #Wtf.

  • ¿Por qué mi papá estaba encima de ti? A casi todos los papás les preocupa pensar que su hijo pueda cacharlos teniendo relaciones sexuales y, aunque evitarlo puede parecer fácil, es algo que sucede con mucha frecuencia. Si ya te pescó, mantén la calma y dile: “Papá y yo nos estábamos demostrando cuánto nos queremos, en una forma muy privada. Eso se llama “hacer el amor.” Pero olvidamos cerrar la puerta con llave.” Observa la reacción del niño para asegúrate de que no esté asustado o preocupado por lo que vio. Este no es un buen momento para regañarlo porque no tocó a la puerta para entrar; podrás hablar de eso después. Es muy importante que hables de sexo con tu hijo y lo hagas desde una edad temprana, en esta época en que los niños tienen un acceso ilimitado a la información y la capacidad que tienes para filtrarla es cada vez menor. Piensa que si tú no lo haces, alguien más lo hará.
  • ¿Por qué tú no trabajas? Esta pregunta refleja mucho el entorno social en que vivimos actualmente en el que cada vez más mujeres trabajan y contribuyen a la economía de la casa y, en donde esto es una característica deseable. Ante esto, primero averigua porqué te está preguntando; puede ser para investigar si él también puede no hacerlo cuando crezca o si lo está cuestionando porqué él sí debe cumplir con ciertas responsabilidades y tú (o su papá) no. Ahora lo más importante es que tengas claro que no tienes porqué disculparte ni sentirte apenada. Si, junto con tu pareja, decidieron que tú te encargarías de las labores de casa dile “No es que no trabaje, es que mi trabajo es cocinar, cuidarte, mantener limpia la casa, etc”.
  • ¿Por qué no veo a mi papá? Ya sea porque eres mamá soltera, porque decidieron separarse o por cualquier razón por la que el papá siga vivo pero no se ocupe del niño, se trata de una situación de abandono y lo último que debes decirle es que su papá es un desobligado, que es una mala persona, etc; evita hacer esto a toda costa. Tú hijo debe enfrentar que esa persona es su papá y esas son las circunstancias que le tocaron vivir. Puedes explicarle que tomó la decisión de irse o de separarse de ti, antes de conocerlo. Ojo, no le mientas diciéndole que murió o trabaja en otro país porque crecerá y se enterará de la verdad, y el coraje y reclamo serán hacia ti.
  • ¿Por qué esos dos señores se están besando? Esta es una pregunta que te obliga a revisar tus valores morales, pero no puedes titubear ni contestar con evasivas. Plantéate la posibilidad de que te haga una pregunta de esta naturaleza y decide qué quieres contestar, alineado con tus principios, porque las respuestas pueden ir desde “porque se quieren mucho” hasta algo que lleve mayor carga social como “porque hay parejas entre hombres y mujeres, mujeres con mujeres y hombres con hombres”. Vale la pena preguntarle por qué él cree que se están besando, así puedes responder con base en la idea que tiene y la razón por la cual le causa curiosidad o desagrado, y ayudarlo a corregir desde ahora juicios de discriminación o despectivos, e incluso trabajar tus propias ideas al respecto.
  • ¿Cuándo te vas a morirNo hagas un drama, tu hijo no te pregunta esto porque sea algo que espere con ansias, sino porque, lo más probable, es que empiece a entender el concepto de la muerte y le cause ansiedad que a ti también pueda pasarte. Dile que todos mueren, pero para que eso pase falta muchísimo tiempo. Explícale que el cuerpo se hace viejo con el tiempo y algunas partes dejan de funcionar porque terminan su ciclo. Si quieres decirle algo sobre lo que sucede después de la muerte dependerá de tus creencias religiosas.

No asumas que entiendes lo que quiere saber. Aplica la “técnica del eco”: repítele la pregunta con una entonación que le comunique que necesitas una aclaración o que la replantee. Cuanto más sepas de lo que quiere saber exactamente, podrás darle una respuesta más acertada sin atragantarte dando rodeos. Si detectas a través de sus preguntas está malinterpretando algo, es tu oportunidad para reorientarlo. Encuentra otras preguntas incómodas, y cómo responderlas, en el artículo completo de la revista bbmundo de abril.

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (11 votes, average: 4,55 out of 5)
Loading...