Causas de la tartamudez en niños

Redacción bbmundo · 2 enero, 2017

Antes de regañarlo porque repite mucho las palabras, detecta si se trata de un problema.

ninos tartamudos

Antes de entrar en desesperación porque tu hijo repite varias veces las cosas, te decimos cómo puedes saber si tu hijo es tartamudo y las causas de la tartamudez en niños.

Lo primero que debes saber es qué tipos de tartamudez existen, ya que este  transtorno del habla que consiste en repeticiones o bloqueos que rompen el ritmo y melodía del discurso, se divide en dos:

  • Crónica: Consiste en repeticiones más o menos prolongadas de fonemas (sonidos de las letras), especialmente del primero, a veces con emisión de un fonema parásito.
  • Tónica: Cuando la emisión se detiene y va acompañada de movimientos espasmódicos más o menos importantes y de reacciones emocionales.

Relacionado:

Ayúdale a hablar

La tartamudez en niños, también conocido como disfemia, se acompaña de trastornos respiratorios y se asocia con factores hereditarios, problemas psicológicos, disfunciones neurológicas o trastornos en la estructuración temporo espacial.

Muchas veces se señala como causa fundamental una insuficiencia del pensamiento linguoespeculativo, es decir, de la capacidad de pensar en palabras y no en imágenes.

Se cree que cuando una persona muy inteligente tartamudea es porque piensa demasiado rápido, pero la realidad es que no es capaz de ordenar lingüísticamente los elementos seleccionados por su pensamiento, ni escoger las palabras adecuadas para expresarlos.

El porcentaje de personas que la padecen es de alrededor de un 1% de la población general, siendo más frecuente en hombres y personas zurdas.

El desarrollo normal del lenguaje comprende etapas de balbuceo o repetición de letras o sílabas en las que los niños ponen en práctica su capacidad para emitir estructuras lingüísticas nuevas. Este tipo de repeticiones no debe considerarse como tartamudeo, pues no son de carácter convulsivo ni se presenta tensión al momento de hablar.

La tartamudez en niños generalmente se presenta entre los dos y tres años, que es cuando se siente presionado o con la necesidad de hablar bien. También puede ser cerca de los seis años de edad, en la que a nivel escolar se le exige una adaptación social más formal.

Afortunadamente, la mayor parte de los casos son transitorios (hasta un 80 % de recuperaciones). Alrededor de un 5% de niños han presentado o presentan algún tipo de tartamudeo, pero como ya se mencionó solamente el 1% de adultos siguen con este trastorno.

El papel de los padres y demás adultos que conviven con el niño en estas etapas es muy importante, pues se ha visto que si su actitud es muy exigente hay una tendencia a la continuación del trastorno.

Nota:  Según expertos, existen varios casos en el mundo relacionados a la presión de los padres, ya que cuando un niño empieza a hablar,  los padres lo corrigen demasiado y esto tiene como consecuencia la inseguridad en su habilidad lingüística y puede empezar a tartamudear.

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (7 votes, average: 4,00 out of 5)
Loading...